duende DEL MAS ALLA
Por: El Duende
08/07/2013
audio

                                                    Traducido del más allá  al más acá por Max Lesnik.

En Miami hoy  todos somos “Industriales”.

alt

El equipo de "Industriales" es  pasión y alegría

Este  próximo viernes  llegará procedentes de La Habana  una representación  de veteranos jugadores  del Base-Ball cubano que  en algún momento de  sus carreras deportivas, formaron parte  del  equipo  de los “Industriales”, sin  lugar a  dudas  el club  de pelota de  más popularidad en la isla en el  deporte   del guante, el bate y la pelota.

Vienen a Miami en misión  de  amistad y no  de confrontación política, algo que merece elogios  y  no críticas. Vienen  a celebrar  el cincuenta aniversario  de la fundación de  su equipo beisbolero   en un abrazo  de confraternidad  deportiva  con aquellos  otros veteranos “Industriales”  que  residen en Estados  Unidos, ya retirados  de sus actividades  deportivas  que  tantas glorias  le dieron  al  Base-Ball  de la  isla, muchos  de  ellos  como  pilares  del  equipo  nacional  olímpico  cubano, que tantos honores y medallas    ganaron para  orgullo  del  deporte  nacional.

Pero  como  era  de esperar,  no  faltan  en Miami  quienes  cegados  por  el odio y el resentimiento,  estén  intentando  poner obstáculos  en  el camino de una obra generosa,  que  si tiene  algún merito más  allá  del  deporte,  es  pasar por encima  de las diferencias,  para  encontrar  en el terreno  de  pelota,  la fraternidad  y la amistad  que deben  unir  a  todos  los  cubanos  de buena  voluntad.

Primero  fue,  darle  un  matiz  político  siniestro  a  la  actividad deportiva  que  celebrarían  en Miami  los  veteranos  de los  “Industriales” de  aquí   y de   allá.  Más adelante volcaron  toda  la influencia  de la extrema derecha  cubana  de Miami  para  que  la  Universidad Internacional  de La Florida-FIU-  rompiera su compromiso  de  ceder  su  estadio deportivo para  la celebración  del  encuentro beisbolero  entre  los  veteranos “Industriales”,  que  en gesto  de los de allá y los de acá,  señalaron  a  Miami  como  escenario  para tan extraordinario  evento  deportivo.

Los  “Industriales”   de acá, por su parte, en gesto  que los  enaltece,  respondieron   al  veto  de  los  extremistas  de  la  derecha,  contra  los  “Industriales” de  allá, ratificando su voluntad  de seguir  adelante , dispuestos  a  celebrar  el encuentro con  sus  iguales  en  cualquier  otro  campo  deportivo  de Miami. Como si fuera  necesario- dijeron- hasta   en  un improvisado  solar  yermo  de  los entornos, que para jugar  pelota cubana , cuando  hay  voluntad  y  amor  al deporte, cualquier  terreno sirve.

Los Duendes  no  jugamos Base-Ball, quizás  por  aquello  de  que  preferimos  cubrir  nuestro cuerpo  con  una  sábana  blanca, en vez  de  andar  “en cueros en pelota” .Tampoco,  con  el paso  de los  años, nos envolvemos  en fanatismos  deportivos. Ni siquiera del   deporte  del  guante, el bate y  la  pelota, aunque  de  muy  jóvenes  íbamos  al  estadio  de la  cervecería “ La Tropical”,  donde  se enfrentaban  los  equipos  de la  Liga Amateur  cubana a  ver  “pichear”  al  “Guajiro” Conrado  Marrero,  la  estrella  de  Box  del  Club  Cienfuegos amateur,  que  llegara  a las Ligas  Mayores  de  Estados  Unidos,  colocando  el  nombre  de Cuba  muy alto.  Ese  mismo  Conrado  Marrero  que  con más  de cien años  de edad,  sigue  en su patria  “vivito y coleando”, soñando  con  la bandera  azul  de su “Almendares” profesional,  el color azul brillante que  hoy  honra el equipo de  los  “Industriales”.

Decía que  no  soy  un gran fanático  deportivo,  aunque el  fanatismo  en  el deporte  a nadie le hace  daño. No  es  el caso  de lo que ocurre  con  el  fanatismo  en lo  político o con el religioso, que a través   de la historia esos fanatismos han  sido  trágicos para  la  humanidad.

El fanatismo  católico  nos llevó  a los  horrores  de la  Santa Inquisición. El  de  los  Protestantes,  condujo  a  la cacería  de Brujas  en Salem, así  como  el  fanatismo extremista musulmán  ha  trastocado  el  mensaje  de Mahoma  en odioso  terrorismo.

El  fanatismo  político  también  ha sido  fatal  para  la humanidad.  El  nacionalismo  extremista  y racista,  condujo  al  nazismo hitleriano  de los  campos  de  concentración  y  el  extermino  de los  judíos  en  las  cámaras  de gases.  El radicalismo extremista  en  la  Unión  Soviética,  condujo  al  “estalinismo” ,  de  la misma  forma  que al  revés,  el "anti-comunismo"  extremista y  fanático,  llevó  al  “macartismo”  en  los  Estados Unidos  de los  años  cincuenta del pasado  Siglo  XX,  una aberración política   que  aunque  se oculta  de mil  maneras,  sigue  viva  hoy en la  compleja  sociedad  norteamericana.  ¿Se quiere  mejor  ejemplo  que  la Ley  del Embargo  a Cuba  y  la injusta  condena  de los  Cinco  cubanos  anti-terroristas?

De manera  que  de todos  los  fanatismos,  el  único  que  no nos conduce  al odio malsano  ni a la lucha  rencorosa entre  los  pueblos  y los  seres  humanos,  es  el  fanatismo deportivo  que  es  el que  nos  traen a Miami  los  veteranos  jugadores de  pelota  de los   “Industriales”  de Cuba. Y  ese  gesto  de paz y fraternal  amistad  de los  veteranos  “Industriales”, se le responde  aquí,  por  la  extrema  derecha  cubana  de Miami,  odiosa  y  cerril,  con el puño  cerrado  levantado en alto,  como  cuando  pretendieron  robarle  a Cuba  y  a  su padre  al  niño  Elián  González.  Es que  el  odio  fanático  ciega la razón.

Donde  quiera que  se  celebre  el  juego  de pelota  entre  los veteranos   “industriales”  de  La  Habana  y  los  veteranos  “Industriales”  de  Miami,  allí  estaremos, junto a la  Alianza  Martiana,  dando  vivas  todas esas grandes glorias del  deporte cubano  de todos  los  tiempos.

Por eso  y  por una   Cuba que nos  une,  hoy  en  Miami,  todos los cubanos  de buena  voluntad, somos  “Industriales” .

Y hasta  mañana jueves  amigos  de  El  Duende  que con mi gallo  me voy cantando a mi tuba fría.

Bambarambay.

 

Add comment


Security code
Refresh

Diseño Web Miami: By Arkloss.com ---- Técnico de Audio y Montaje: Sergio Montané. Jefe de Información y Web Máster Carlos Rafael Diéguez